#4 hábitos saludables para aumentar tu energía este otoño

Ya estamos en pleno otoño, época en la que, muchas personas, temen las gripes, resfriados y bajones anímicos ¿Por qué no ver esta estación del año como una oportunidad para mimarnos todavía más? Para mí el otoño significa castañas asadas (¡las amo!), calabaza, tés calentitos, jerseys gustosos, chocolate a la taza, cinnamon rolls, paseos por la montaña, manta suave, lectura y duchas relajantes.

He reunido mis #4 hábitos favoritos para estar a tope de energía este otoño y cuidarse mucho. Me apetece muchísimo compartirlos contigo. ¡Toma nota!

#1. Camina en medio de la naturaleza

Nada más revitalizador que una buena caminata en plena naturaleza. A mí me encanta disfrutar de la montaña o el campo en compañía de mi novio y mi perrito Toffee. Contemplar las tonalidades rojizas de las hojas caídas, el viento en mi cara, sentirme activa, viva. Te animo a que pongas en práctica este hábito y que, además, te lleves tu tupper y comas al aire libre, haciendo un picnic. ¡Es una gozada! Estar en contacto con los árboles, los pájaritos, el sonido del viento etc. hará que vuelvas a casa con las pilas cargadas. ¡Y ver lo bien que se lo pasa Toffee, no tiene precio!

#2. Dale a la vitamina C

Esta vitamina es clave para tener un sistema inmunológico fuerte y sano. Apuesta por los cítricos (limón, naranja, kiwi etc.), los frutos rojos, el tomate y el pimiento rojo. ¿Quieres un extra? Te recomiendo el siguiente superalimento: camu camu, una auténtica bomba de vitamina C.

Yo lo consumo en polvo de mi querida Euroandean, marca made in Galicia de superalimentos eco. Con solo una cucharadita diaria añadida a smoothies, gachas de avena, yogur, cookies etc. , estarás servida de vitamina C. Te dejo por aquí mi código con un 15% de descuento OATMORNINGS por si te apetece probarlo 🙂

#3. Regálate un spa casero

Esta temporada, debido a la alerta sanitaria que estamos viviendo, hacemos más vida indoor. Personalmente, me gusta disfrutar de planes en casita. Te animo a que te regales un relajante spa casero. Deja volar tu imaginación.

Empieza con un dry brushing o cepillado de la piel en seco. Esta técnica ayuda a activar el sistema linfático, la circulación, exfolia y mejora la apariencia de la piel.

Si eres de las afortunadas que tiene bañera (¡ojalá yo!) llénala de agua y un buen chorro de aceite de coco virgen extra. (¡el olor es mmm!), sumérgete y relájate. Si, por el contrario, tienes ducha como yo, puedes hacerte una exfoliación mezclando en un cuenquito aceite de coco virgen extra con sal marina.

Acaba tu sesión spa con una buena hidratación facial y corporal con manteca de karité pura.

#4. Disfruta del plan “libro + manta + té calentito”

Dedica una tarde a ti misma. ¡Te lo mereces! Simplemente, prepárate tu té favorito y tómatelo calentito mientras lees un libro tapada con la manta sentada en el sofá. ¡Esto es vida!

Olvídate de todo, nada importa. Ahora solo relájate y mímate.

Cuéntame, ¿cuál o cuáles de estos 4 hábitos ya tienes integrado? ¿Cuál te apetece probar?

¡Feliz otoño! Te leo 🙂

Con cariño,

Lidia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s