¡Mi 30º cumpleaños! + Receta PB&J Cake

el

  El pasado viernes cumplí 30 años y, llamadme rara, ¡me hizo tanta ilusión! Me gusta sumar años, crecer, evolucionar, mejorar, aprender con la edad. Lo prometo, me siento infinitamente mejor que a los 20. Más sana tanto física como mental, emocional y espiritualmente. Y es que, dicen que los 30 son los nuevos 20 y no puedo estar más de acuerdo.

  Además, esta nueva década, me trae novedades profesionales. Hasta ahora he estado haciendo sesiones de coaching nutricional presencial pero, como os conté por Instagram, estoy trabajando en un PROGRAMA ONLINE DE COACHING NUTRICIONAL DE 12 SEMANAS y en un e-book PLAN DE COMIDAS PARA 7 DÍAS. Con estos proyectos, mi propósito es llegar a más de vosotros y ayudaros a tener una relación sana con la comida. Quiero que disfrutéis de ella y que veáis todo lo relacionado con la alimentación como una auténtica fiesta y no como un castigo. Tanto el programa online como el e-book ponen a prueba mi paciencia, uno de mis puntos débiles. Al contrario de lo que nos han hecho creer y de los que pueda parecer en las redes sociales, las cosas llevan su tiempo y hay que saber esperar para ver el resultado y recoger los frutos. Po eso, lo más importante es disfrutar de el camino.

  Volviendo a mi cumple, lo celebré por partida doble. El viernes, con mis padres, mi hermana y Oscar en casa de mis padres. Mi hermana cumple un día después de mí por lo que, todos los años, lo hacemos juntas. Yo me preparé una cena que estaba deliciosa: una pizza de hummus, tomate y aceitunas y, de postre, una peanut butter&jelly cake (tarta de crema de cacahuete y mermelada de arándanos) cuya receta compartiré con vosotros al final del post. ¡Gracias a mis padres, a mi hermana y a Oscar por estar siempre a mi lado, tanto en los buenos como en los malos momentos!

  El sábado, me reuní con Oscar y mis amigos y fuimos a cenar a La Mafia, una cadena de restaurantes italianos que seguramente conocéis. Tomé una pizza de verduras buenísima. Fue un sueño poder disfrutar de todos, compartir recuerdos, risas y, en definitiva, buenos momentos. Después, fuimos a tomar algo a Samaná, un bar chulísimo qu está de moda en La Coruña. Gracias a Oscar, Tirsá, Jenny, Patri, Sandra, Sonia, Cris y Javi por venir. Y a Bea, Julieta, Aaron, Susana, Roi y Jorge que, aunque no pudieron asistir, ya sabéis lo que me gustaría que estuviérais allí 😉

  Treinta años no se cumplen todos los días y no puedo imaginar una forma mejor de celebrarlo que rodeada de la gente que quiero.

  Fuera sentimentalismos, me habéis preguntado mucho por la receta de la PB&J CAKE (tarta de crema de cacahuete y mermelada de arándanos) así que, encantada, la comparto con vosotros. Es la primera vez que la hago y estoy convencida de que no será la última. ¡Está de muerte!

subir473

subir474

INGREDIENTES

Para la base

  • 1/2kg copos de avena finos
  • 5 cdas crema de cacahuete pura
  • 10 dátiles Medjool deshuesados
  • 1/2 cdta canela
  • 250ml agua

Para la capa intermedia

  • crema de cacahuete pura

Para la mermelada de arándanos

  • 1/2 kg arándanos
  • 4 cdas semillas de chía trituradas
  • 1/4 cdta canela

Toppings

  • 3 trufas de tamaños diferentes (hechas con la masa de la base) y rebozadas en cacahuetes picados
  • arándanos
  • cacahuetes picados

 

PREPARACIÓN

Para la mermelada de arándanos

  1. Procesamos todos los ingredientes en la picadora, dejando algún grumo. Dejamos reposar la mezcla en la nevera para que la chía la gelifique.

Para la base

  1. En la picadora, pulverizamos la avena.
  2. A continuación, añadimos la crema de cacahuete, los dátiles y la canela hasta que se triture todo bien.
  3. Agregamos el agua poco a poco hasta que quede una especie de masa moldeable. Si necesitas más, echa más y si necesitas menos, menos.

Montaje

  1. Cogemos un poquito de masa para hacer las trufas de diferentes tamaños y las rebozamos en cacahuetes picados. Traspasamos el resto de la masa a un molde desmontable (el mío es de 20 cm) y la aplastamos para formar la base.
  2. Vamos con la capa intermedia. Untamos una buena cantidad de crema de cacahuete. Metemos en el congelador durante 10 minutos.
  3. Seguimos con la última capa. Vertemos la mermelada de arándanos y volvemos a meter en el congelador una media hora para que se solidifique.
  4. Decoramos con los toppings: las trufas en el centro, los arándanos y los cacahuetes picados. Conservar en la nevera.

 

   ¡Espero que os animéis a hacerla y que etiquetéis vuestra foto en Instagram #oatmorningsrecetas!

  ¡Gracias, de corazón, por todas las felicitaciones que he recibido tanto en persona, como por teléfono e Instagram! No puedo estar más agradecida de toda la gente maravillosa que tengo a mi alrededor 🙂

Muchos besos,

Lidia

Fotos @oatmornings

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s