Cómo preparar el buddha bowl perfecto

      Que levante la mano quien no haya oído hablar de los famosos buddha bowls. Lo cierto es que están de moda y mucho. Se llaman así ya que se asemejan a la barriga llena de comida de un buddha. Se trata de un plato completo y equilibrado que combina diferentes ingredientes de origen vegetal. Son rápidos, fáciles de preparar y tremendamente vistosos. Si todavía no los habéis probado, ¡estáis a tiempo!

Para que os sea más sencillo prepararlos, a continuación, os dejo seis consejos:

-Elige un bowl chulo

La comida entra por los ojos así que hazte con un bowl bonito de materiales lo más naturales posibles como el bambú o la porcelana, por ejemplo. Los ingredientes que va a albergar  lo merecen. Yo me compré uno de bambú y no veáis el uso que le doy.

subir207
Mijo, brécol, kale, calabaza y zanahorias asadas

-Apuesta por alimentos de origen vegetal

Es obvio que dejan menos toxinas en nuestro cuerpo que los de procedencia animal, son más limpios. Además nos ponen de mejor humor. Hay una variedad apasionante de vegetales, frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos o semillas. Aprovéchala. Sal de tu zona de confort gastronómica y mira más allá de la lechuga y el tomate.

subir211
Boniato, tofu revuelto con cúrcuma y pimienta negra, kale, calabacín y aceitunas

Incluye macro y micronutrientes

Llena tu bowl de carbohidratos complejos (boniato, patata, arroz integral, quinoa, mijo, trigo sarraceno), proteínas (quinoa, garbanzos, alubias blancas, frijoles, lentejas), grasas saludables (aguacate, aceitunas, frutos secos, semillas, aceites virgen extra), vitaminas y minerales (frutas y verduras)

subir273
Patatas al horno con pimentón, lechuga, tomate y hummus de alubias blancas

– Mezcla colores y texturas

El verde de las espinacas o el kale, el morado de la berenjena o la col, el rojo del tomate o el pimiento, los tonos tierra de la quinoa o los garbanzos etc. Cuantos más colores, más nutrientes tendrá tu bowl. Juega también con las texturas: el crujiente de los frutos secos, la untuosidad del aguacate o la cremosidad del hummus.

subir237
Arroz integral, seitán, canónigos, tomate, aguacate, y aliño hecho con miso, cayena, limón y vinagre de arroz integral

– Combina alimentos crudos y cocinados

Hay alimentos como las legumbres y los cereales integrales que es necesario cocinar para poder ser asimilados. Sin embargo, otros como las frutas, las verduras, los frutos secos o las semillas es aconsejable comerlos crudos ya que así conservan intactas todas sus propiedades. Esto no quiere decir que no puedas cocinarlos, por supuesto que sí pero intenta que la mayor parte sean en crudo.

subir221
Garbanzos, chucrut, pimiento rojo, zanahoria, aguacate y tahini

– No te olvides del aliño

Haz tu propio aderezo. A mí me gusta mucho el tahini, la mostaza con sirope de arce o la mantequilla de cacahuete con miso. Lo importante es que utilices ingredientes sin procesar, lo más naturales posibles y que varíes.

subir266
Patatas asadas al curry, canónigos, tomate y salsa hecha con mostaza y sirope de arce

¿Qué os ha parecido este post? ¡Espero que os haya dado ideas para hacer en vuestras casas!

Gracias por estar ahí,

Lidia

 

Fotos: @oatmornings

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Zaida dice:

    Probaré con alguna de tus combinaciones!! Es que entran por los ojos! 😍

    Le gusta a 1 persona

    1. oatmornings dice:

      Gracias!! Ya me contarás por cuál o cuáles te animas! Un besito 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s