¿Por qué las dietas no funcionan?

     Si alguna vez has seguido una dieta, quizá te interese leer este post. Debes saber que no hay dieta que funcione. Todas están pensadas para un corto período de tiempo. Con ellas, se busca adelgazar rápidamente restringiendo las calorías diarias, normalmente evitando los carbohidratos (nuestra principal fuente energética) Obviamente, al haber un déficit calórico, se suele bajar de peso. El problema es que, al prescindir de los hidratos, el organismo se ve obligado a obtener energía a partir de tejido muscular (ya que es imposible hacerlo a partir de las grasas) y de líquidos (debido al vaciamiento de las reservas de glucógeno muscular) Por tanto, esos kilos perdidos con el régimen serán mayormente en forma de agua y músculo. El músculo es nuestro mayor consumidor de calorías. Nos interesa tenerlo desarrollado para así aumentar nuestro metabolismo basal, es decir, para quemar más en reposo. Además, al reducir la ingesta de alimentos, nuestro cuerpo se pone en modo ahorro y, al volver a nuestros antiguos hábitos, recuperamos el peso perdido. Es el conocido “efecto yo-yo”.

     Lo que buscamos entonces al adelgazar no es deshacernos de músculo y agua, sino de grasa. Para ello, es clave seguir un estilo de vida saludable que incluya una alimentación sana, ejercicio físico y descanso. No hay más secretos. Una alimentación sana es aquélla que podemos mantener a lo largo de nuestra vida, que forma parte de nosotros mismos. Es algo a lo que, por nada del mundo, renunciaríamos. No es un sacrificio, al contrario, es un placer, una necesidad, un hábito. En cuanto al ejercico, al entrenar desarrollarás tu masa muscular y, por consiguiente, ésta, consumirá más calorías. Descansar es también fundamental para que el músculo se recupere del esfuerzo.

8Tm1GBOCPJsXxi1vVIcjW1_hUFwpiTS_mKPRtV59EjC3NB9lmJ8G-w307LD1GPjsS_wrHXF6=w1280-h691

     Muchas veces la gente me pregunta si estoy a dieta tan sólo porque no acostumbro a tomar “comida basura”. Nada más lejos de la realidad. Aborrezco la palabra “dieta” ya que la asocio a privación, a insatisfacción, a hambre. Yo, que amo la comida y disfruto como nadie de ella, ¿estar a dieta? Lo que sucede es que, gracias a mis nociones de nutrición, elijo llenar mi cuerpo de alimentos reales, no falsos. Esto no significa que, esporádicamente, no salga a cenar ni disfrute de un desayuno buffet en un hotel, por ejemplo. Es la excepción. Lo importante es lo que hacemos habitualmente.

     La comida sana se suele asociar a comida aburrida, sosa, sin sabor. Totalmente falso. Os animo a que visitéis alguna tienda ecológica y observéis la cantidad de productos desconocidos que existen. Muchos de ellos son básicos en mi día a día y tienen un sabor delicioso. El aceite de coco virgen extra, por ejemplo, que utilizo para hacer unas cookies espectaculares o el cacao crudo en polvo que añado a mis gachas de avena. Además de la variedad infinita de frutas y verduras de la que disponemos. Unas de mis favoritas son la papaya y los frutos rojos.

oRx-rDLJiPRW_QxdfPSdJezZYxXnCCKeQ1Rd963yxjTdm7JC3dTw62Dxo-b6ldBqY_Qfg9wz=w1280-h691

  YshLY-9b4W6kv9sk_jIoPEAGArU09UgZiXGizuM_bUWcU_M2Dd0f8UgVkLk4RvT8X_x9GMgV=w1280-h691

  nCpKM-wmeEUqyeqhLV2-DN5sZGWRx7lvANCydi1LbtPH5PU-9lME2ONhUq-A7Y-nRiCzLWBR=w1280-h691

     Lo esencial para alejarse de la industria del adelgazamiento y que no nos engañen jamás es informarse, leer, aprender sobre nutrición. El conocimiento es poder, dicen y nada hay más cierto. De este modo, nos decantaremos automáticamente por alimentos de verdad, no por sucedáneos. Desearemos darnos la mejor gasolina, no envenenarnos lentamente. Aprende a comer adecuadamente y nunca más volverás a hacer dieta. Palabra.

Con cariño,

Lidia

 

Fotos @julietarodriguezfotografia

 

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rebeca dice:

    Hola. Muchas gracias por cómo lo has explicado. Algunos nos pasamos mucho tiempo de nuestras vidas intentando entender por qué fallan las dietas y lo has explicado genial. Muchas gracias

    Le gusta a 1 persona

    1. oatmornings dice:

      ¡Cuánto me alegro de que te haya parecido útil, Rebeca! De verdad, gracias a ti 🙂

      Me gusta

  2. Zaida dice:

    Gracias! Es súper interesante!!

    Le gusta a 1 persona

    1. oatmornings dice:

      Gracias a ti por el comentario. ¡Me alegro de que te haya gustado!

      Me gusta

  3. María Blogymery dice:

    ¡Mil veces de acuerdo contigo!….y cuanto menos procesado esté todo, menos toxinas que el cuerpo no sabe qué hacer con ellas y las almacena, ¡Abajo las dietas y arriba la alimentación sana!

    Un abraciño.

    María Blogymery

    Le gusta a 1 persona

    1. oatmornings dice:

      ¡Totalmente, María! Es mucho más fácil de lo que parece. Olvidarse de falsos alimentos que no hacen más que contaminar el cuerpo y decantarse por comida de verdad. ¡Un beso enorme!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s